Delirios de Grandeza y Místico Religiosos

A las iniciaciones o rituales rosacruces se accede supuestamente por el mérito de desarrollarse psíquicamente, y creen que en su transcurso, lograrán despertar la energía que les llevará a desarrollar poderes. A esto se refieren con las rosas en la cruz, del rosacruz.

Las rosas son cetros de energía, los chakras, que se despiertan a través de esos rituales, y permiten el desarrollo de poderes y facultades ocultas.

La consecución de poderes es medular para entender el perjuicio generado por la Fraternidad Rosacruz.

Ellos dicen que el hombre vino a desarrollar los poderes del alma y toda su vida está marcada por la búsqueda de esos poderes. Buscan la ‘clarividencia’, el poder del pensamiento para influir en otros en persona y a distancia, ‘telepatía’, el poder del discernimiento, el de ‘salir fuera del cuerpo y hacer viajes’, el de la ‘capacidad divina de poder dormir a una persona’, trabajándola a distancia, y otros.

Por más que pretendan tener los pies en la tierra, esto los saca de la realidad y los coloca en una sensación de poder omnipotente, creyendo que ellos pueden hacer lo que otros no hacen,  y los conduce a un delirio de grandeza. ¡Se sienten superiores y especiales! Toda esta búsqueda de poder asociada a la búsqueda del conocimiento, los transforma en personas movidas por un deseo de poder.

Sus delirios son de poder y místico religioso. Asumen una actitud de omnipotencia con lo que suponen harán. Se salen de la realidad por creerse en condiciones de hacer más de lo que son capaces físicamente, delirando al creer tener lo que realmente no poseen, debido a que interpretan la realidad del mundo exterior de acuerdo a la imaginación de un plano mágico.

Al final, en realidad capturan a simpatizantes del cristianismo, porque generalmente ellos creen en la capacidad de desarrollar poderes místicos; y para que una persona acepte ser controlada, esclavizada, manipulada y utilizada en favor del beneficio de otros, tiene que ser completamente confundida y engañada, lo cual se facilita si se le provoca para que con frecuencia desarrolle estados alterados de conciencia.

Los mejores candidatos son cristianos atraídos por el misticismo. Como les hablan de cristianismo inconscientemente lo asimilan sin mucho cuestionamiento, terminando por aceptar creencias consideradas como herejías para el grupo religioso al cual pertenece, culminando eventualmente en un rechazo total a la religión que estuvo practicando antes de ingresar a este grupo.

El peligro sin embargo, no es referente a dejar de ser cristiano, sino al nivel en que se afecta la conciencia y la capacidad de razonar objetivamente con la ayuda y refuerzo del fanatismo, porque si es irreal y falsa la interpretación sobre la realidad del mundo exterior, el grave peligro es el de terminar por desarrollarse una psicosis inducida, un Trastorno Psicótico Compartido; acompañado consecuentemente por el deterioro de la inteligencia. Es un grave peligro al cual se exponen las personas.

¡El grave peligro está relacionado a la salud mental!

 

Autor entrada: Psicólogo Gabriel Dalmao

Psicólogo con clínica particular. Ofrece Evaluaciones Sicologicas a los guardias de seguridad de varias empresas ( Garstan, Katur, Emproval) .También ofrece sus servicios a la Clínica Psiquiátrica Abrazarte de Montevideo. Atención a pacientes particulares. Personalmente investigó a los Rosacruces de Max Heindel.