La Misión Virgen del Pozo

¡Esto que escribo, es para ti!

Para ti, que quizá comienzas a sentir el peso del juramento que realizaste en la Misión de la Virgen del Rosario del Pozo, o que en algún momento sientes que por más esfuerzos, por más entrega, por más desvelos, por más oración, por más obediencia, por más sacrificio y ayunos que realizas, no logras cumplir con la promesa que hiciste a Dios. 

 Es para ti, que no recoges los frutos de la obediencia a través de “los hijos espirituales que se unen a las filas de una nueva estirpe.”

Es para ti, que te preguntas: ¿qué más dar, qué más hacer? Y corres hacia tu padre espiritual, hacia tu guía, haciendo toda una recopilación diaria de tu actuar, de tu pensar, para que él te diga lo que haces mal, lo que estás omitiendo. 

Y es para ti, porque al igual que tú, así, exactamente así, yo me sentía al cabo de 10 años de dar tiempo, disposición, mis creencias, de renunciar a estar presente con mi familia, de poner en peligro mi salud física y mental… En fin, dispuesta a dar mi vida en total obediencia a este grupo, que yo pensaba representaba la voluntad divina; en el que alcanzaría la perfección a la cual estaba predestinada, y que, sin embargo, me estafó, me robó tiempo, identidad, intereses.

Al descubrir que lo ahí prometido “era mentira”, que había sido víctima de una secta destructiva cuyo interés es el poder, el lucrar con la fe y adueñarse de vidas, quienes  mantienen viva a esa secta. Sí, eso es la Misión de la Virgen del Rosario del Pozo, de Sabana Grande, Puerto Rico, extendida en muchos países de habla hispana, entre los que se encuentra México, de donde soy originaria. En esta sección blog conocerás como extiende sus redes, atrapa, manipula y daña a un sin fin de personas que, buscando una buena finalidad, terminan viviendo terribles pesadillas.

Esta sección es para ti, que buscas respuestas, esperanza y sacar de tu experiencia, una buena oportunidad de ayudar a otros, a aquilatar la experiencia vivida. 

Soy Verónica… ¡Dale un click aquí, y escucharás lo que te voy a contar.., porque esto fue lo que me pasó a mí!